viernes, diciembre 02, 2005

Observando el Sol

Actualmente me encuentro, en algunos momentos de tiempo libre y siempre que el tiempo lo permita, dando mis primeros pasos como astrónomo aficionado. Mi situación es como la de un niño pequeño que está aprendiendo a caminar, que le cuesta mantener el equilibrio y que se cae continuamente. Quién sabe hasta dónde llegará esta afición, espero que lejos con el objetivo, simplemente, de satisfacer mi curiosidad y poder sentir el placer de observar el espacio y también el tiempo, ya que una mirada al firmamento por la noche es un viaje a cómo era el Universo hace millones de años...

Hace casi una semana, sin embargo, me propuse observar el Sol empleando el telescopio. Debo advertir que no se puede emplear la mirilla de localización del telescopio ni tampoco se debe mirar a través del mismo: es sumamente peligroso. Lo que hice, como cualquier astrónomo aficionado sabrá, fue proyectar el Sol en una cartulina blanca (también vale una hoja de papel). Se puede buscar con facilidad la dirección en que debemos poner el telescopio para proyectar nuestra estrella empleando la sombra de nuestro aparato sobre el suelo. Después se enfoca a gusto y se observa. El telescopio empleado es un refractor Alstar de 60 mm de diámetro y la lente empleada es de 20 mm.

El tiempo no era muy bueno, tan sólo tuve unos cuantos minutos de observación antes de que llegaran las nubes y los primeros resultados fueron ligeramente desalentadores. Se veía claramente el disco solar, pero poco más. Sin embargo, ayer repetí la experiencia y pude ver una mancha en la superficie del Sol. Se veía ligeramente, pero bastó para despertar nuevamente mi curiosidad e interés. De modo que cuando lleguen las vacaciones por Navidad, construiré un pequeño dispositivo casero, que cualquiera puede fabricar, para hacer más cómoda la proyección y observación del Sol.

¿Qué son las manchas solares? Son zonas de la fotosfera más frías que el resto de la superficie del Sol. Mientras que la temperatura de la superficie se sitúa en torno a 5800 K, en dichas manchas la temperatura ronda los 3800 K. En las mismas hay grandes campos magnéticos. El campo magnético de la Tierra es de 0.5 gauss (valor aproximado; también es del orden de 10^(-5) Tesla: 1 T = 10000 G). El del Sol es de 1 gauss. El campo magnético en las manchas solares toma el valor de 3000 gauss. Son la mejor prueba de la rotación del Sol, observando su variación, que tiene un período de 26 días en el ecuador y 36 en los polos. Durante períodos de gran actividad solar se han observado muchas manchas, mientras que en otros de actividad casi nula prácticamente no aparecen.

Las manchas solares tienen dos zonas diferenciables: la sombra (más oscura) y la penumbra. La siguiente imagen, obtenida por el Telescopio Solar Sueco SST, del Instituto de Astrofísica de Canarias, es la de mayor calidad que se tiene hasta el momento de la superficie del Sol, en la que se observa una mancha solar.

Fuentes:
http://www.iac.es/gabinete/oteide/themis/2themis.html
http://www.iac.es/gabinete/iacnoticias/2-2001/05.pdf
http://www.xtec.es/~rmolins1/textos/es/sol01.htm
http://www.windows.ucar.edu/tour/link=/sun/sun_magnetic_field.sp.html
http://www.astronomiaonline.com/informacion/sistemasolar/manchassolares.asp
visitas desde el 2 de Septiembre de 2005.

Ciencia y Preguntas: blog creado en Agosto de 2005.


Ciencia - Preguntas - Ciencia y Fe - Principio Antrópico - Misiones espaciales: NASA, ESA - Artículos científicos - Enlaces de ciencia - Libros científicos - Fotos e imágenes del Universo - Directorio de Blogs en España - Blog de HazteOir.org (Blogs HO)